Viernes, Abril 23, 2021

Defensa de Nevenka Astudillo

0
Defensa Necios, maliciosos al pedirme por muerta, Muerta se hará entonces conmigo la esencia de la verdad, De seres sin igual he nacido. Ante...
lector constanza anabalon caja de resonancia

Caja de Resonancia o la memoria del yo

0
  por Miguel Villalobos Martínez   Lo recuerdo muy bien. Cuando era niño, mi madre trabajó varios años en una clínica que...
lector chiloe

El ligamen al terruño o el espíritu fatalista de una sociedad desplazada: la comunidad...

0
  Colaboración de Matías Paredes Zúñiga   Introducción Poco exhaustivo ha sido el estudio dedicado a la literatura desde Chiloé, que más allá...
lector jardin cuento

Presentamos «El Jardín» cuento de Ítalo Araya Astudillo

0
  El Jardín   Quizás fue hace un año que dejé de frecuentar el lugar, convencido de que no me hacía bien. Suelo...
lector la suerte del lector pablo a leon

La suerte del lector

0
  Por Pablo A. León    Lo físico está pasando de moda, Blockbuster es un concepto obsoleto, ahora hay Netflix. La información es...
lector cuento francisco ramirez

Obsesiones de un adolescente con sueños de escritor

0
  Por Francisco Ramírez.       Joven, se ve caminando, casi alucinando, por las calles del centro. Siempre con la cabeza «llena de...
lector cuello corbata

Justicia… y “justicia”

0
(…) esta puerta solo estaba destinada para ti. Ahora voy a cerrarla (Franz Kafka)   “Caso Penta: Moreira evita juicio oral a cambio de...
lector nicanor parra moscu portada

Cuando Nicanor Parra viajó en el Metro de Moscú… en 2010

0
  Por Francisco Ramírez* (23/01/1018)   I.-   Estuve ahí. No me lo contaron. Lo vi y lo viví. Nicanor Parra… y Neruda....
saint basils catedral

A 100 años de la Revolución Bolchevique: Rusia en nuestros días

0
Catedral de San Basilio (Foto archivo)   De acuerdo con el calendario juliano que regía Rusia en 1917, la “Revolución Bolchevique” tuvo lugar...
lector se vende humo

Se vende humo, de Joaquín Escobar

0
  Por Cristian Salgado Poehlmann        En el cuento «Sé que viniste a mi casa con la intención de darme un...