Emmanuel Carrère y su ombligo 

0

 

Emmanuel Carrère sigue consolidando su proyecto literario a través de su particular técnica narrativa. Yoga, su nueva novela, es una continuación más de sus anteriores obras, pues persiste esa cadencia de escritura en donde una autoficción sirve para narrar una construcción igual o mayor. 

 

El propio Carrère —el autor francés no tiene problemas en asumirse como protagonista del libro— decide realizar un viaje hacia una colonia que ofrece programas de autoconocimiento y meditación (el capitalismo y su máxima de hacer de todo un negocio rentable). Después de apagar el celular, se sumerge en una experiencia que no le resulta novedosa, pues lleva veinte años meditando y conoce de cerca todas las formas que la condicionan. 

 

Estos momentos permiten que Carrère reflexione y recuerde la depresión que lo aquejó en forma posterior a su separación, el proceso de internación en un psiquiátrico y los golpes de corrientes que recibió para borrar su memoria, es decir, expone todos los ejes que convirtieron su vida en bastante más que una temporada en el infierno. 

 

El libro es una pomposidad del yo. Un refrito del ombliguismo en el que cuesta continuar. En varios pasajes pensé en abandonar el libro, dejarlo hasta la mitad, pero una tendencia (TOC) a no darle un cierre a las cosas me hizo llegar a su final. 

 

Este libro no es una puerta de entrada a la obra de Carrère, quien por cierto tiene novelas extraordinarias, más bien es un libro para fanáticos del autor, pues esa referencia excesiva a momentos y personajes de sus otros libros lo levanta como una eterna continuación de continuaciones. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí