«Flanders» de Fernando Santillán: Recuerdos y fantasías

Foto retrato: Pablo Pazos

0
Esta es la primera novela que escribe el autor argentino Fernando Santillán. Se trata de un hombre casado, con tres niñas y que trabaja en un banco. En su vida comienza a enrollarse con distintas imaginarias en su cabeza, fantasías y sueños, y recordando a su gran abuela quien fue todo para él.

Todo comienza con unas vacaciones de verano en familia. Ahí el protagonista, Javier, un hombre de ascendencia irlandesa, de unos cuarenta años, comienza a darse cuenta de que algo le ha estado sucediendo, no sabe qué, pero algo le pasa.

En medio del relato un sobrino le pone como apodo «Ned Flanders», como el vecino perno y santurrón de Homero Simpson. Javier no entiende por qué su sobrino lo nombra así y se enoja con él y le da rabia que su mujer, Elena, se ría por ese sobrenombre. A lo mejor se estaba convirtiendo en Flanders en su vida, pero él no lo entendía.

A través de la novela se ven distintas escenas donde el protagonista empieza a vivir otras realidades, ciertas fantasías a las que temía, pero a su vez anhelaba, las que Javier nunca pensó que se cumplirían. Se le daban fáciles. Al mismo tiempo las ironías en esta historia juegan un rol divertido y se tornan en escenarios asombrosos, sobre todo a la hora de pensar en cosas cotidianas.

Las descripciones son geniales, profundas y uno se siente dentro de lo que está pasando, como si estuviera flotando, y se interna perfectamente en el escenario, como si fuera parte del libro.

Los momentos que dan vida a los flashbacks son interesantes. Hay una semejanza con lo que está sucediendo y con lo que pasó. Sobre todo cuando recuerda a su abuela y va detalladamente analizando esos pasajes en donde fue un pilar para él. La mujer es todo un personaje, adorable. Se nota un compañerismo fiel entre ellos, él la siente muy cercana y la quiere harto.

Cuando describe a las personas uno se puede figurar cómo son, qué llevan puesto, los detalles más chicos los podemos visualizar en este libro.

La forma coloquial que tiene Javier a la hora de expresarse es interesante. Resulta un personaje atractivo, con labia. Se imagina perfectamente estando en el banco, en alguna presentación o conversando con sus amigos o con su mujer sobre si tener o no una mascota. Flanders es un libro que trae muchos recuerdos y todos somos invitados a leerlo.

Editorial: Metropolis Libros. Diseño y diagramación: Lara Melamet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí