Gerardo Catalán Mauna: «Cuando tuve una visión general de la estructura, comencé a catalogar los poemas»

Foto: Gabriela Pérez Castañeda (libro), Gerardo Catalán Mauna (autor)

0

Profesor de Historia y Geografía se fue a vivir a Italia hace ya cuatro años. Ha seguido estudiando y le gusta escribir. Nos contó sobre cómo ha sido vivir la pandemia en Europa. También habló sobre cómo fue editar su libro de poemas Desencuentros Blasfemia Rocanrol y de otras cosas muy interesantes como la música. Te invitamos a leer la entrevista de Gerardo Catalán Mauna.

 

-¿Qué nos puedes contar sobre ti?

-Siempre me resulta difícil describirme, así que parto por lo más sencillo: Soy profesor de Historia y Geografía y desde hace 4 años vivo en el pueblo más pequeño de la Región de Las Marcas en Italia. Tengo un Máster en educación y actualmente estoy tratando de terminar una licenciatura en Bienes Culturales y Turismo, combinando todo con mi trabajo en una oficina municipal. A veces me da por intentar escribir y hacer algo de música.

-¿Cómo te ha tocado vivir la pandemia?

-Al principio fue todo muy complejo, ya que Italia fue el primer gran caso del mundo occidental que presentó un cuadro gigante de contagios y muertes. Todo pasó de forma muy frenética y caótica. No sabíamos que hacer, pero a medida que los días fueron pasando, nos fuimos acostumbrando a la mecánica de convivencia con el virus, pero los 60 días de encierro ininterrumpidos, fueron terribles. Salía de casa solo a reciclar la basura.

Los medios de comunicación bombardeaban constantemente sobre los riesgos y cuidados a tener y creo que eso ha modificado de sobremanera nuestro diario vivir. Recuerdo que conversaba con gente de Chile tratando de dar mi experiencia en caso de que se llegase a manifestar una situación similar allá, pero todos sabemos cómo fueron las cosas.

-¿Ha nacido algo bajo la experiencia de la pandemia?

-Creo haber tenido un par de días de motivación inicial para planear algo creativo, pero poco a poco, la desesperación y la ansia por el encierro, fueron más fuertes que mis ganas de hacer cosas. Casi al final de la cuarentena, pude terminar la temática de la publicación de Desencuentros Blasfemias Rocanrol. Una vez ya con más libertad, me enfoqué en terminar el segundo libro, Resaca Espiritual, que acaba de ser publicado el día 13 de septiembre de este año, siempre por Rabia Editorial. Pero, de ahí a crear algo bajo el concepto de la pandemia, es super complejo. Muchos podrían pensar que al tener tiempo es más fácil gestionar cualquier proyecto, pero lo verdaderamente difícil, es la gestión de las emociones que te llevan a crear.

-Cuéntanos sobre Desencuentros Blasfemia Rocanrol

Desencuentros Blasfemias Rocanrol, es un compilado de poesía que llevaba escribiendo ya hace un par de años. Desde un principio, siempre me lo tomé a la ligera y no le di importancia, tanto así que, muchas de las letras, estuvieron perdidas en hojas sueltas dentro de cajas, o en el arsenal de libretas que siempre ocupo para escribir. Cuando me di cuenta de que tenía una cantidad considerable, comencé a pasar en limpio todo en el computador, y es ahí donde nació la siguiente interrogante: ¿y si armo algo y después lo envío a alguna editorial? Obviamente, ya sabía de antemano que el mundo de las editoriales y sobre todo de la poesía, es un mundo en el cual poder entrar, resulta casi imposible por la poca rentabilidad que tiene la poesía hoy en día. Envié un par de manuscritos a distintas editoriales de habla hispana por el mundo, y como era de esperar, la mayoría rechazaban o simplemente nunca respondieron, y para no quedarme con las ganas, decidí crear mi propia editorial, «Rabia», que no es más que la excusa perfecta para poder publicar sin ataduras lo que voy a haciendo. Solo con el tiempo se verá si esta idea de la editorial podrá ser capaz de adaptarse y ampliar su rango a otros autores que se ven en la necesidad de publicar después de la experiencia de constantes rechazos.

-¿Cómo fue tu proceso creativo de este libro?

-Extraño y visceral son las primeras palabras que me vienen en mente. El proceso creativo, siempre subvalorado, es sumamente desordenado en mi caso. Como tenía un montón de hojas y letras dispersadas por todas partes, en el momento que tuve que darles orden, entré en un conflicto gigante, ya que cuestionaba constantemente todo lo realizado. Leía y me daba vergüenza la forma en la cual expresaba la idea o emoción, y como sucede en otros aspectos de mi vida, le di reposo forzado. Necesitaba reordenar las emociones primero y luego las letras. Me ayudé con bastante música y cerveza. Cuando tuve una visión general de la estructura, comencé a catalogar los poemas: los que hablaban de amor y desamor, los que hablaban de borracheras y resacas, los que hablaban de odio generalizado a la religión y a la moralidad, y los que hablaban de temáticas ligadas a concepto del rock and roll, y fue así como sin casi darme cuenta, tenía el libro armado. Pero sentía que estaba muy vacío, que le faltaba dinamismo, movimiento, así que decidí ocupar fotografías acaso y adornar el interior del libro. Después de todo eso, me demoré unos 2 meses en encontrar un nombre, y siempre gracias a la ayuda de líquidos alcohólicos, pensé: ¿De qué trata todo esto? Simple, es un libro que habla de Desencuentros, Blasfemias y mucho rocanrol.

-¿Qué quisiste expresar en este libro?

-Confieso que esta pregunta me ha tenido demasiado tiempo pensando, ya que aún no tengo claro que quise expresar. Probablemente, desde esa misma confusión, nació todo. Haciendo una lectura externa del proceso de escritura, lo que más pude encontrar, fueron sentimientos de amor y desamor, mucha rabia experiencias ligadas al mundo del rock and roll, ya sea a través de la música, el alcohol y la cercanía con un mundo bastante caótico, donde las personas que me rodearon y me rodean, influyen tanto a la hora de querer manifestar una idea a través de la escritura.

-¿Cuáles son tus referentes a la hora de escribir?

-Antes que escritores, mis grandes referentes son músicos que han desarrollado un gran sentido literario en sus líricas. Kutxi Romero de Marea, Robe Iniesta de Extremoduro, Fito Cabrales de Fito & Fitipaldis y Fernando Madina de Reincidentes, son los que colman continuamente mi mente con sus letras. Ya desde el mero y puro sentido escrito, mis autores referentes son H.P. Lovecraft, Alejandra Pizarnik, Edgar Allan Poe, Federico García Lorca, Charles Baudelaire, y todo el séquito de autores pertenecientes a la Generación Beat.

-Cuéntanos sobre tu segundo libro

-Resaca Espiritual, editado por Rabia, es el nombre del segundo libro que nace siempre de la necesidad. Recuerdo haber tenido la motivación de comenzar con un nuevo proyecto luego de la publicación de Descuentros Blasfemias Rocanrol, pero fracasé inmediatamente, ya que al momento de tomar papel y lápiz, nada fluía de ellos, así que me dejé estar por un par de semanas, hasta que una mañana, muy temprano, comencé a escribir de manera automática en una aplicación de mi celular llamada «Scrittor», y me mantuve así por un par de meses, solo escribiendo en las mañanas.

Al darme cuenta de esta situación, me cuestioné: ¿cuál es el sentido de escribir en ese horario? Y llegué a la conclusión de que por lo general, es en las mañanas cuando todas las emociones, sentimientos y sensaciones, se manifestaban de manera más potente en mi. Casi como si fuese en tono de broma, es en las mañanas cuando me duele más la vida, es en las mañanas cuando la sensación de resaca, aún sin haber bebido la noche anterior, se hace más latente. Es por las mañanas cuando la espiritualidad de sentirse ser humano a través del caótico vaivén de emociones y sensaciones, se apodera de mi.

Resaca Espiritual, es un poemario escrito en su totalidad por las mañanas y al igual que el libro anterior, quise agregar fotografías que pudiesen reflejar de alguna manera, la intencionalidad de lo que tiene escrito en su interior, además de contar con la preciosa colaboración del fotógrafo Christian Espinosa que elaboró la portada y contraportada con fotografías de su autoría. Al igual que Desencuentros Blasfemias Rocanrol, Resaca Espiritual está a la venta por Amazon y por ende a través de Buscalibre.

-¿Cómo te ves en 10 años más?

-Es difícil proyectarse con la actual contingencia mundial, ja, ja, ja, ja, ja, pero al fantasear con el futuro, me veo retomando mis actividades académicas en el mundo de la docencia, y si la creatividad me lo permite, continuar escribiendo y haciendo música. Pondría también, la constante necesidad de viajar y mutar con el sentimiento de moverse continuamente.

-¿Cuáles son tus próximos planes?

Enfocarme en terminar mi actual plan de estudios, insistir con la poesía y con la música. (Y hablando de música, pueden encontrarla en Spotify y en todas las plataformas similares, tan solo haciendo la búsqueda con mi nombre).

Desde el punto de vista de la escritura, tengo en hibernación hace ya un par de años, un intento de novela semi autobiográfica y un libro de cuentos. Quién sabe si me motivo y algún día ven la luz, y si no, insistir con la poesía, otra vez.

-¿Dónde podemos encontrar tu libro?

-En relación al libro en formato físico, al estar acá en Italia, la única forma de poder comprarlo es a través de Amazon.com, pero muchas veces esta compañía no envía o no acepta pagos desde Chile, así que las personas que lo han comprado, lo han hecho a través de BuscaLibre.cl. Por el momento es el único modo, ya que, por vía de la pandemia, se ha hecho difícil poder establecer vínculos más económicos para hacer llegar el libro a Chile.

(También está el segundo libro en venta).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí