Sábado, Agosto 13, 2022
InicioEntrevistasSergio Sepúlveda «El sistema no nos ve como personas, sino como consumidores...

Sergio Sepúlveda «El sistema no nos ve como personas, sino como consumidores de productos»

Fotografía: Luis Venegas

 

Por Amanda Serrano

 

Sergio Sepúlveda (Rengo, 1985) es escritor y periodista. Está radicado en Valparaíso hace 18 años y ha realizado clases de escritura creativa en la PUCV. Se especializa en el relato corto, donde ha obtenido una serie de premios y becas a nivel nacional, no obstante, ahora publica el poemario Civilización y barbarie (2022) en la editorial argentina Buenos Aires Poetry. Sepúlveda cuenta que antes de sentarse a escribir recorrió diversas zonas del país y trabajó, durante años, en una docena de empleos que van desde guardia de seguridad en bares hasta sparring de boxeo amateur. Estas experiencia las plasma en sus cuentos y en el libro de poemas que acaba de publicar.

 

—¿Desde dónde se gestó el libro? ¿Qué conceptos abarcas?

—El libro lo concebí como una observación crítica al sistema económico, que nos promete la felicidad en base a los productos que consumimos. Muchas veces esto lo trasladamos a las relaciones interpersonales y terminamos viendo al otro como un producto que debe satisfacernos o entretenernos. Creo que la forma en que vivimos el amor y la soledad bajo el manto del capitalismo son alguno de los conceptos que pensé al escribir el libro.

—¿Por qué publicar en una editorial argentina y no chilena?

—Fue algo circunstancial. Sinceramente, nunca pensé en publicar poesía, lo mío es el relato, pero la editorial me dio la oportunidad de enviar un manuscrito y les gustó.

—En tu libro haces una fuerte crítica al capitalismo.

—Es imposible no ser crítico con un sistema que nos vende el éxito en base a nuestra capacidad de consumo y de producir dinero. El capitalismo no nos ve como personas, sino como consumidores de productos. Dejar de comprar o consumir cosas inútiles llega a ser un acto revolucionario.

—¿Crees que la tecnología nos aleja del contacto más íntimo con los otros?

—Creo que sí y sospecho que cada vez tenemos menos amigos cercanos. En el ambiente virtual se dan todos los vicios por donde el sistema se sustenta. Es algo común, pero si uno piensa un poco, es extraño estar pendiente de la vida de personas que no conocemos en vivo. Saber dónde van de vacaciones, que comen, que piensan, que muebles tienen en el living de la casa. Muchas veces eso nos genera una excesiva ansiedad. Todos hemos sentido envidia de alguien que muestra, no sé, sus vacaciones en Italia, Brasil o El Quisco, mientras uno está sentado y aburrido en su cubículo en pleno verano. Soy asiduo de las redes sociales, no las culpo de todos los males, pero creo que debemos intentar conectarnos cada vez menos. Lo justo y necesario, como se dice.

 —Me contabas que habías trabajado en muchos empleos, incluido el de boxeador.

—No fui boxeador en sí, no tengo la calidad técnica, pero fui sparring amateur durante un tiempo breve gracias a un amigo. El boxeo es muy importante para mí, casi como leer o escribir. Trabajé en muchas cosas más. Cuándo me titulé de periodista me propuse no trabajar en una oficina en al menos 10 años. Eso trae consecuencias. No se pasa bien, pero es necesario, a veces, apostar por uno mismo.

—¿Cuál es tu relación con Valparaíso y el territorio? ¿Dirías que tu escritura es porteña?

—Vivo desde 2004 acá y viví en pensiones durante 12 años. Incluso viví cuatro años en el segundo piso de un bar en subida Cumming. Conozco la región y la ciudad, pero no diría que mi literatura tenga que ver exclusivamente con Valparaíso. Creo que los temas relacionados con la sociedad de consumo y su influencia en nuestro comportamiento son transversales, ya seas de Rengo, Combarbalá, Valparaíso o Santiago.

—¿Dónde podemos encontrar tu libro?

—Está en la librería Qué Leo Valparaíso (pronto disponible online en todo Chile) y también está en Amazon pinchando acá.

—Finalmente ¿Tienes planes concretos para el futuro?

—Tengo un libro de relatos listo y otro bastante avanzado. Me gustaría publicar en alguna editorial chilena. El resto es seguir escribiendo mientras veo boxeo. Establecer esa soledad es la única forma de crear algo nuevo.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS POPULARES