Lunes, Junio 27, 2022
InicioColaboraciones«Silencio en el Estadio» de Álvaro Soffia y Rodolfo Aedo

«Silencio en el Estadio» de Álvaro Soffia y Rodolfo Aedo

 

—¿Cómo surge la idea de hacer una novela gráfica sobre el partido entre Chile y la URSS? Resulta interesante ver en un registro masivo como el cómics la relación entre el fútbol y la política.

—Surge de la curiosidad por recrear un episodio único de nuestra historia, en parte heroico en parte absurdo. Estaba investigando sobre el periodo de la Unidad Popular y el Golpe de Estado y me llamó mucho la atención que la Selección tuviese que ir a jugar justo después del Golpe y nada menos que a Moscú, en plena Guerra Fría, con temor a dejar a sus familias solas, ya que muchos jugadores se habían abanderado públicamente con Allende. Ahí descubrimos que no existen muchos registros del partido en Moscú, apenas unas fotos, y si bien sobre el partido en Santiago hay más antecedentes, había varios aspectos desconocidos. Eso motivó en parte el proyecto de recrear estos hechos para darlos a conocer mediante la narrativa gráfica, en la misma línea de autores que han realizado «no ficción» en historieta como El Cardenal de Kote Carvajal, Los años de Allende o Nosotros los Selknam” de Reyes-Elgueta.

—Tal como declaran en la introducción, no existe ningún registro sobre el partido de ida del repechaje, podríamos decir que fue un cotejo fantasma que ustedes mediante dibujos y testimonios quisieron reconstruir. 

—Nos propusimos recrear ese partido porque no se ha visto. Para ello nos apoyamos mucho en el libro de Axel Pickett El partido de los valientes que contiene entrevistas a muchos de los protagonistas de esta historia. Además realizamos varios procesos de documentación, consultando fuentes de la época, buscando referencias fotográficas del estadio Lenin, de los mismos jugadores, aunque fuera en otros partidos, para captar sus gestos, y por supuesto del contexto en Chile. Gracias a la libertad creativa pudimos «rellenar» los intersticios que deja la documentación histórica, logrando crear una trama intermedia, dramatizada pero plausible.

—¿Por qué decidieron incluir entrevistas y archivos periodísticos al final del relato?

—Nos parecía importante dar a conocer el testimonio de algunos de los principales protagonistas y complementar la historieta con una selección de prensa de la época, sobre todo para subrayar su carácter de hecho histórico. Fue muy interesante palpar el clima de incertidumbre que había en torno a la comparecencia del combinado soviético en Santiago y el aprovechamiento político que los militares hicieron de la clasificación al mundial. A la vez fue muy desgarrador comprobar la indolencia con que la prensa trataba la violación de los derechos humanos. En una misma portada podían ensalzar a la selección y más abajo anunciar que se trasladaban detenidos desde el Estadio Nacional. En otraa portada podían decir que «la Fifa dice al mundo que la vida en Chile es normal» y al día siguiente mostrar que quedaban miles de presos y presas en el recinto.

—¿Cómo ha sido el recibimiento del libro en el mundo de la literatura y el fútbol? 

—La recepción en general ha sido muy gratificante, porque nos costó mucho sacar adelante este proyecto, entonces verlo publicado y que despierte interés ya nos pone muy contentos. A eso súmale que a algunas personas les hace reflexionar, les entretiene, les hace plantearse nuevas preguntas, eso es emocionante. Es un libro que no solo le va a interesar al que le gusta el fútbol, también a los lectores de historia y por supuesto a las y los lectores de historieta. Además puede ser un puente intergeneracional entre quienes vivieron esa época y las personas más jóvenes que tal vez ni tenían idea de esto y a partir de aquí pueden formarse una opinión.

—A partir de Silencio en el estadio, ¿esperan abrir un espacio para que más dibujantes y guionistas de cómics sigan problematizando la relación entre el fútbol y la política?

—Si sucede eso sería genial, aunque no es nuestro propósito. A lo sumo esperamos contribuir a que se lea (y se produzca) más novela gráfica o historieta de no ficción en Chile. A pesar de que recientemente se han publicado obras nacionales de primerísimo nivel, todavía hay personas que creen que porque un libro tiene «monos» entonces es para niños o jóvenes y en realidad mediante la historieta se puede contar cualquier tipo de historia, incluyendo por supuesto hechos históricos. Sería interesante si alguien se motiva a profundizar en esa relación de fútbol y política en cómic, seguro que hay material, porque muchos gobiernos, legítimos o no, han utilizado el fútbol para su beneficio, para tener contenta a la gente, así que seguro que hay material.

—¿Qué proyectos tienen para el futuro?

—Sería interesante trabajar sobre la selección femenina de fútbol, tal vez lo más interesante que está pasando en nuestro balompié. Actualmente estamos trabajando en nuestra próxima novela gráfica, que vamos a desarrollar con el mismo equipo, y que también se moverá en ese registro entre la historia y la ficción, aunque no tiene nada que ver con el fútbol. Puedo adelantar que se tratará sobre la juventud de un escritor chileno que hace un viaje que le cambiará la vida. Estamos ajustando el guion para pasar pronto a los dibujos de Rodolfo Aedo y posteriormente la rotulación a cargo de Cristian Docolomansky. Esperamos que la obra esté lista el próximo año y que encontremos apoyo para publicarla.

Joaquín Escobar
Joaquín Escobar (1986). Escritor, sociólogo y magíster en literatura latinoamericana. Es autor de los libros de cuentos Se vende humo y Cotillón en el capitalismo tardío, ambos con la editorial Narrativa Punto Aparte.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS POPULARES