Lunes, Julio 15, 2024
InicioColaboracionesSebastián Infanta: «La principal inspiración al momento de escribir fueron las imágenes...

Sebastián Infanta: «La principal inspiración al momento de escribir fueron las imágenes que yo tenía en mi mente del paisaje de Chile»

 

Ailén, en busca del color (Recrea Libros)  es una mariposa que cuenta en este libro su auto conocerse, saber quién es, a pesar de las adversidades, se puede seguir adelante. Sebastián Infanta se inspiró en los paisajes de nuestro país para crear atmósferas preciosas y en donde Editorial Recrea nos demuestra que la vida es una y que se puede seguir adelante.

 

—Cuéntanos sobre ti y de cómo llegaste a Recrea Libros 

—Estudié diseño gráfico y desarrollo web, si bien fue un camino largo y un poco accidentado para llegar allí, pasando por psicología e incluso un año de derecho. Siempre me gustó escribir, pero hasta hace algunos años  no había pensado hacerlo con la intención de ser publicado. A Recrea Libros llegué a través de mi hermana  —Carla Infanta, quien también ha sido entrevistada en este medio—. Juntos habíamos trabajado previamente en El Viaje de Aukán (Das Kapital, 2015), ella como ilustradora y yo escribiendo parte de los textos, para una idea que desarrollamos juntos. Al año siguiente publicamos Qori Busca el Sol con Recrea y un tiempo después la editorial me contactó para saber si me interesaba trabajar en un nuevo proyecto con ellos, el cual terminó siendo Ailén en busca del color.

—¿Cuál es el significado de Ailén, la mariposa?

—Ailén es, para mí, la parte de nosotros que cree estar incompleta, que piensa que le falta algo porque lo ve presente en los demás. Probablemente es un sentimiento universal, si bien para cada persona se manifiesta de forma diferente y en mayor o menor medida. En un sentido más literal, Ailén es un nombre mapuche que significa «brasa». Lo elegí porque, aparte de ser un nombre muy bonito, la historia de la mariposa comienza bajo un sol abrasador en el norte de Chile. Además, un brasa implica incandescencia y fuerza de espíritu, pero también sugiere vulnerabilidad y la posibilidad de ser extinguida -las dos connotaciones le venían bien al personaje.

—¿Por qué busca colores?

—Un poco relacionado con la respuesta anterior, la principal razón por la cual Ailén busca el color es porque su ausencia es lo que ella piensa que la hace ser diferente al resto del mundo y cree que esto es algo que debe corregir. «Si tan solo pudiera tener color, entonces estaría completa», cree la pobre mariposa. Está equivocada, por supuesto -o quizás no del todo, pero qué es lo que significa exactamente eso, tendrá que descubrirlo por si misma durante su aventura.

—¿Cómo fue trabajar junto a Paula Bustamante? ¿Te representó en las ilustraciones?

Quedé muy contento con el resultado. A diferencia de mis libros anteriores, sólo tuve acceso a las ilustraciones en las etapas finales del proceso y por lo tanto cuando eventualmente tuve una copia del cuento ilustrado y diagramado, fue como descubrir nuevamente la historia. Creo que como autor es inevitable hacerse una idea de cómo «debe» verse nuestro libro -las imágenes que tenemos en nuestra cabeza quizás incluso son anteriores a las palabras en la página. A medida que escribía el cuento, en cada sección incluí anotaciones con mis sugerencias para referencia de Paula, la ilustradora. Pero no eran más que eso, sugerencias: en algunos casos ella las siguió y en muchos otros no, y el resultado fue mejor gracias a eso.

—¿Cuál es la importancia de los colores en la psicología?

—Es obviamente un tema muy extenso y con muchos aspectos, que abarcan entre otros la percepción, la memoria y lo emocional. A la vez es algo muy personal y que parecemos entender intuitivamente: creo que todos tenemos un color favorito que podemos evocar al instante -y no necesariamente una forma favorita, un sonido o un olor -y nos alegramos de ver más color en el mundo. A la vez, nos ponemos un poco más tristes cuando el color desaparece. El color es vida, y esto pareciera trascender a diferencias históricas y culturales.

—¿En qué te inspiraste al escribir este libro?

—La principal inspiración al momento de escribir fueron las imágenes que yo tenía en mi mente del paisaje de Chile. He tenido la suerte de poder viajar tanto al norte como al sur del país y desde que comenzamos a discutir la idea del libro con la editorial, siempre fue importante para nosotros que el viaje interno y emocional de Ailén fuera acompañado por un recorrido más literal a lo largo de nuestra geografía tan diversa. La imagen de una mariposa frágil pero tenaz, arrastrada por el viento mientras intenta viajar de un extremo al otro del país, fue el punto de partida para el relato.

—¿Qué simbolizan las añañucas y la demás fauna que depara en el cuento?

—Cada encuentro que la mariposa tiene con las flores revela un aspecto de cómo ella intenta llenar ese vacío que percibe en sí misma, y representa actitudes que podemos identificar en nosotros mismos en nuestras relaciones con los demás. Así, cuando Ailén ve los colores de las añañucas reflejados sobre si misma piensa que ha encontrado lo que buscaba: que si nos rodeamos de aquellos que tienen esas características que quisiéramos ver en nosotros, podremos ser como ellos. De forma similar la mariposa intenta acercarse a las flores del espino, pero sólo logra pincharse -el deseo de pertenecer puede ser muy fuerte, incluso cuando nos daña.

—¿Cuál es el mensaje que deja Ailén, la mariposa?

—Lo que intenté transmitir en el cuento es que la auto-aceptación y el forjar tu propia identidad siempre van a ser un proceso interno y, aunque quienes nos rodean y aquellos que encontramos a través de nuestras vidas son una parte fundamental durante este proceso, últimamente somos responsables de encontrar nuestra propia voz. En cierto sentido es complementario a mi libro anterior —Qori Busca el Sol— en el cual un grupo de animales descubre el valor de estar juntos en un mundo que parece atemorizante. Ese sigue siendo un mensaje válido, por supuesto, pero con Ailén quise abordar el otro lado de esto, que también hay valor en volcar la mirada hacia adentro y enfocarse en el crecimiento que parte desde lo interno.

—¿Dónde podemos encontrar el libro?

—Pueden encontrar Ailén en Busca del Color en librería Gatopez, librerías Antártica, directamente a través del sitio de Recrea y también como libro electrónico en la mayoría de las tiendas digitales.

Francisca Gaete Trautmann
Francisca Gaete Trautmann
(Santiago, 1985) Periodista de la Universidad Gabriela Mistral. Ha trabajado para revistas, televisión y medios online. Ha seguido cursos de escritura creativa. Le encanta escribir, escuchar música. Vive en Santiago.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS POPULARES